es muy común que la mayor parte de la población cuente con un déficit de vitaminas y minerales en su dieta. 

¿Conoces si tú cuentas con un déficit de vitaminas?  Podrá parecer que es algo que no merece prestarle tanta atención, sin embargo, esto puede ocasionar otros problemas a largo plazo. 

Conoce aquí cuáles son algunas condiciones recurrentes que se presentan al no contar con la cantidad suficiente de vitaminas y minerales.

 1.-Acné

Puede ocasionarse por una deficiencia de vitaminas A, E y tal vez de B6, B2 o C.

La vitamina A se encuentra en los pescados, hígado, yemas de huevo, manteca, vegetales verdes y amarillos.

La vitamina E se encuentra en el germen de trigo, hígado, semillas de aceite de oliva y vegetales de hojas como la espinaca y coliflor.

 

2.-Piel seca

Se debe a un déficit de vitaminas A y C.

La vitamina A ayuda a mantener la salud de tu piel, especialmente tras la exposición al sol que genera envejecimiento prematuro.

La vitamina C es importante para la síntesis de una sustancia llamada colágeno. El organismo lo utiliza para fabricar cabello, piel, uñas y tejidos conectivos además contribuye a potenciar el sistema inmune.

Para poder aumentarlas en tu dieta, es recomendable consumir col rizada, pimientos (variedades particularmente rojas, anaranjadas y amarillas), repollo, zanahorias, lechuga romana, espinaca, fresas, toronjas, naranjas, ciruelas… entre otros alimentos.

3.-Caspa 

 Una de las razones de su aparición es la falta de vitaminas B2 y B6, además de algunos minerales esenciales como el zinc o el magnesio, y también por la falta de biotina.

La caspa se puede producir por muchos motivos entre los que se encuentran por hongos, por psoriasis, por dermatitis seborreica, por parásitos, por estrés o por carencias nutricionales.

Puedes añadir estas vitaminas y minerales a tu dieta gracias al chocolate negro, el maní, las zanahorias, los huevos, el salvado, las nueces, el pescado y los frijoles.

 

4.-mal aliento 

 El mal aliento o halitosis es un problema común que afecta a gran parte de la población. Su aparición no significa obligatoriamente que tengamos problemas estomacales, al contrario, pues en la mayoría de los casos esta enfermedad tiene su origen en las bacterias que habitan en nuestra boca.

Entre otras causas para el mal aliento tenemos la falta de algunos nutrientes como la vitamina B6, el zinc o el magnesio. Podemos aumentar el consumo de dichos nutrientes en nuestro día a día gracias al consumo de papas, pescado, plátanos, ostras y semillas de calabaza.

 

5.-Padrastros

Se deben al déficit de proteínas, ácido fólico y también por falta de vitamina C.

Los padrastros son pequeños trozos de piel que se están levantando alrededor de las uñas. Cada uña, ya sea de los dedos de la mano o del pie, tiene a su alrededor una cutícula, una capa de piel fina y endurecida. La uña es una sección de esta cutícula que crece, endurece más y se separa.

Puedes aumentar estos nutrientes en tu alimentación mediante el consumo de cítricos, verduras, carnes rojas, aves de corral, mantequilla de maní, entre otros.

 

6.-labios agrietados

A todos, en algún momento, se nos agrietan los labios. Pero también pueden indicar enfermedades o condiciones subyacentes como deshidratación, deficiencia de vitaminas (vitamina B6, B9 o B12) o problemas más graves, si son muy persistentes y no responden a los remedios caseros.

Podemos añadir estos nutrientes a nuestra dieta mediante el consumo de cítricos, leche, carne, huevos y verduras de hoja verde. De esta forma, ayudaremos a que nuestros labios no se agrieten con frecuencia.

7.-sensibilidad a la luz

 Los síntomas y posibles afecciones relacionados con los ojos tienen una larga lista. Si tienes cualquier síntoma inusual relacionado con la visión, es recomendable consultar a tu médico. Pero una de las razones por las que puedes llegar a tenerlos es por la falta de vitamina A y vitamina B2, entre otras razones.

 

8.-pie de atleta

 Es una infección micótica producida por hongos desmatofitos (que se alimentan de queratina) o por levaduras (en casos muy raros con alteración del sistema inmune). Afecta los pliegues interdigitales, la planta y los bordes del pie. Una de las razones de la invasión de estos hongos es la falta de vitamina A

Puedes añadirla a tu dieta gracias a las verduras de hoja verde, zanahorias, hígado, calabaza.

 

9.-Piel pálida

Los estudios han revelado que las personas que tienen la piel más clara presentan niveles reducidos de vitamina D, un problema que podría solventarse con la exposición a la luz solar que, sin embargo, en estos casos no es recomendable ante el riesgo de quemaduras o cáncer de piel. Además también puede deberse a la falta de zinc, hierro, biotina, o las vitaminas B6 y el ácido fólico o vitamina B9.

 

10.-ictericia

 Es la coloración amarillenta de la piel y mucosas debida a un aumento de la bilirrubina que se acumula en los tejidos, sobre todo aquellos con mayor número de fibras elásticas (paladar, conjuntiva). Una de las múltiples causas a las que puede deberse (sobre todo suelen ser enfermedades hepáticas), es la falta de nutrientes como la lecitina, magnesio o zinc, además del déficit de vitaminas C, E, A, B6 y B12.

 Lo que podemos dejar claro es que todo estas deficiencias pasan por mejorar nuestra alimentación, incluyendo gran parte de verduras. Algo de lo que estamos perdiendo tanto conciencia como costumbre.